meditación, Relajación

Práctica para relajar la mandíbula

Todo empezó hace millones de años

Antiguamente, muy antiguamente, perder algún diente era un problema serio y perder muchos podría reducir drásticamente tus posibilidades de supervivencia. Y esto sucedía con frecuencia al recibir golpes en la cabeza. Apretar fuertemente las mandíbulas antes de recibir un golpe es una forma eficaz de proteger los dientes (y de paso de evitar morderse la lengua). Pero claro, si estabas inmerso en una situación de peligro, por ejemplo, delante de un oso, tenías que poner toda tu atención en el oso, y no podías perder el tiempo pensando “tengo que apretar los dientes para que no se me rompan”. En este entorno, aquellos individuos que de forma instintiva contraían la mandíbula consiguieron una ventaja para sobrevivir. Sigue leyendo “Práctica para relajar la mandíbula”

meditación

Tipos de meditación

Hay tantas formas de meditar que casi no me atrevo a decir que se pueden clasificar.

Siempre hay quien defiende que sólo hay unas determinadas formas de meditar, y quien hace mucho énfasis en distinguir lo que es relajación, lo que es meditación, visualización guiada, etc.

En esta entrada, y como es habitual en mi, adoptaré una visión integradora y abierta a las diferentes opciones. Siempre con esa actitud de sumar, pues hay mucho y muy bueno para elegir y encontrar lo que cada cual necesite en sus circunstancias actuales.

Sigue leyendo “Tipos de meditación”

meditación

Soy yo quien toma consciencia

Meditación que te ayuda tomar consciencia de tu cuerpo, respiración, mente y emociones, y de que puedes actuar a todos esos niveles para lograr tus objetivos.
Busca un lugar tranquilo y silencioso,  adopta tu posición preferida de meditación y disfruta…
accede a la práctica

Esta meditación también se puede usar como introducción a otras meditaciones o a una sesión de yoga. Para ello basta sustituir la frase “voy a disfrutar unos instantes de esa calma” , por “voy a disfrutar plenamente de mi práctica de meditación o de yoga”. (O a estudiar con la mente centrada, pintar, escribir, rezar, conversar, leer o lo que hayas decidido hacer…)