enriquecer el vivir

Diferentes pero no contrarios

La diferencia entre sentir al otro como diferente o como contrario radica en el respeto. Sentirse diferente es entender al otro, respetarlo, comprendelo sin juzgarlo. Sentir al otro como contrario es entrar en la crítica, es pensar “lo mio es mejor que lo suyo”, mi forma de pensar, de vivir o de entender el mundo son mejores que las suyas. Pero nada es mejor que nada, todos somos diferentes porque vivimos las cosas desde nuestros propios filtros, desde nuestras propias creencias y desde nuestras propias experiencias.

Sigue leyendo “Diferentes pero no contrarios”
enriquecer el vivir

Los silencios

¿Te has parado a pensar en como el silencio nos atrae y nos repele al mismo tiempo? Lo amamos, sabemos apreciar su belleza y sin embargo lo rompemos compulsivamente una y otra vez. Si estamos en compañía, se vuelve incomodo y nos ponemos a hablar de cualquier cosa y cuando estamos en soledad, encendemos la radio, la televisión, ponemos música, cualquier sonido nos vale con tal de evitarlo ¿por qué?

Hoy me propongo disfrutar plenamente de los silencios: Sigue leyendo “Los silencios”