Yoga Visual

Otros hábitos para cuidar tu vista

A continuación te incluyo algunos hábitos que te ayudaran a cuidar de tus ojos y de tu vista.

Estos hábitos son muy útiles para recuperar tu visión perfecta, y una vez recuperada son imprescindibles para mantenerla

Abluciones o salpicado de ojos

Son simplemente unos baños que hacemos a los ojos antes de comenzar nuestra sesión de ejercicios o en cualquier momento del día en que sintamos fatiga visual, especialmente cuando hayamos pasado bastante tiempo en el ordenador.

Práctica:

Con las manos, llevamos varias veces agua tibia o un poco caliente a la zona ocular (con los ojos cerrados), salpicando los ojos. Luego, realizamos la misma operación pero con agua fría. Esto debe ser repetido por lo menos tres veces seguidas, alternando el calor con el frío.

Mejor si dejamos secar los ojos al aire.

También se puede hacer sólo con agua del tiempo (tal como sale del grifo).

“Este ejercicio dura aproximadamente un minuto y su finalidad es producir vasodilatación y vasoconstricción alternativamente, estimulando así la circulación y la vitalidad de la zona ocular. Asimismo, aumenta la conciencia de los propios ojos (conciencia propioceptiva) y reduce la tensión ocular. He visto personas que sólo con esta técnica y algunos movimientos oculares han prevenido la aparición de la presbicia durante muchos años. También es de suma utilidad cuando el ojo se halla saturado por el abuso en la ingesta de fécula. En estos casos, o en el de la catarata incipiente se puede realizar varias veces por día.” Dr Raul Flint

Podemos , por ejemplo, hacerlo cada vez que nos lavamos las manos o cuando llevamos mucho tiempo seguido con el ordenador y los ojos piden un descanso.

Otra posibilidad es después de ducharnos con agua caliente, aplicar agua fresca en el rostro.

Baños de sol

Los ojos son receptores de la luz; la retina debe ser estimulada por la luz para poder registrar la sombra.

El sol hace maravillas en los ojos, afloja los músculos tensos, (ningún músculo se conserva rígido con el cálido resplandor de la luz solar) y los nervios oculares. La luz del sol estimula el nervio óptico y ayuda a la retina en la rápida sustitución de la rodopsina. Los ojos carentes de la luz del sol tienen la visión débil, fotofobia y los nervios ópticos están faltos de circulación y de estímulo. La luz del sol regula las glándulas lacrimales para que proporcionen a los ojos lubricante y desinfectante en cantidad suficiente, los conductos lacrimales que llevan la humedad de los ojos hacia las fosas nasales se mantienen abiertos y libres cuando reciben mucho sol. Resulta de eso que los ojos bien asoleados no sufren irritación en los párpados, aquella sensación de tener” arena en los ojos” de que se quejan con frecuencia las personas que hacen trabajar constantemente su vista.

Margaret Corbet.

Práctica:

En un momento en que el sol no esté demasiado fuerte, cerrar los ojos y ponerse frente a él, mover suavemente la cabeza de un lado a otro para que los rayos caigan con igual fuerza en todas las partes de los ojos. Siempre que sea posible debería hacerse unos 5 minutos tres veces al día. Si los ojos perciben el sol como choque y se ponen tensas algunas zonas de los ojos hay que ir muy suave hacia este ejercicio y tal vez hacerlo menos tiempo y más veces. Mientras giras la cabeza suavemente de un lado a otro, imagínate que alguien de forma delicada, te gira la cabeza a los lados despacio y que el sol, baña tus ojos y tu cabeza. Siente como te penetra totalmente en todo el cuerpo. Percibe como envuelve tu cabeza, tu cerebro y tu nuca.

El Dr Meir Schneider, propone:
Combinar dos minutos de asoleo con uno o dos minutos de palmeo, girándonos de espaldas al sol. Empezar con 5 minutos y llegar hasta aproximadamente unos 25 minutos, respirando lenta y profundamente. Es probable que percibas una sensación de relajación en los ojos a medida que se van acostumbrando a la luz brillante. Puede que también observes que el color que ves en la fase de asoleo se vuelva más brillante, mientras que el que ves en el palmeo se va haciendo progresivamente más oscuro hasta que llega a ser una negrura perfecta. Cuando eso suceda sabrás que los iris de tus ojos se han vuelto más flexibles y que pueden hacer el cambio de la oscuridad a la luz con más facilidad. Así que es un buen entrenamiento para estimular la flexibilidad del iris. El nervio óptico estará más relajado lo que le permitirá recibir los estímulos con más comodidad y descansar después de haberlos recibido.
Muy recomendado especialmente para los casos de vista cansada (presbicia).
El Dr Bates decía “Los ojos bien asoleados y bien descansados, no se verán afectados por la edad”

Lo más importante en esta técnica es que sea muy agradable, si nuestros ojos están disfrutando es señal de que lo estamos haciendo bien.

Neti (Limpieza nasal con lota)

Neti es una antigua práctica de limpieza del yoga. Se hace con una jarra especial denominada lota, por lo que muchas veces nos referimos erróneamente a esta técnica como “hacer la lota”.

Es mejor prender el procedimiento en persona pero de todas formas, te hago un pequeño resumen:

Llenar una lota con agua templada y salada (para 400cc que suele tener una lota, una cucharadita rasa de sal) se introduce por un orificio nasal, inclinando la cabeza hacia abajo y hacia el lado del orificio por el que entra el agua, y el agua sale por el otro conducto, respirar por la boca. Realizar el mismo procedimiento por el otro conducto.

Se limpian bien los dos orificios.

Para secar bien los dos conductos nasales, realizar varias expulsiones dinámicas moviendo la cabeza, de atrás hacia delante, girándola y lateralizándola.

Es un hábito muy saludable para las vías respiratorias altas, que se limpian y revitalizan con esta práctica.

También es muy beneficioso para nuestra vista pues nuestros ojos están perfectamente conectados con la nariz a través de las vías lacrimales.

Los ojos están humedecidos continuamente por las lágrimas mediante un flujo pequeño pero continúo que mantiene la superficie ocular limpia e hidratada, el sobrante de la lágrima, en parte se evapora y en parte se drena a través de un “desagüe natural” que comunica los ojos con las fosas nasales y las vías lagrimales. Esta pequeña pero continua proporción de lágrimas es absorbida por la mucosa nasal. A veces si hay un exceso de moco, las vías lacrimales se obstruyen y dificultan el drenaje cuando el ojo lo necesita. Por ello necesitamos tener esas vías lacrimales limpias y despejadas.

Los bostezos

Los bostezos son demostración de una mayor actividad del sistema nervioso parasimpático o vago, responsable de todas las actividades autónomas e inconscientes de los ojos.

no reprimas tus ganas de bostezar

Los principales beneficios del bostezo pasa nuestra salud y para nuestros ojos son:

  1. El bostezo proporciona oxígeno fresco a las células del cuerpo, incluyendo los ojos y el cerebro.
  2. El bostezo contrae y a continuación relaja los músculos relacionados con los ojos. Un buen bostezo contraerá y expandirá los músculos desde la coronilla hasta las puntas de los pies -incluyendo los hombros o músculos trapecios, el masetero y el temporal de la cabeza, los ojos, el flexor del cuello, los abdominales del vientre y la zona del plexo solar.
  3. El bostezo puede hacer que los estados emotivos negativos se conviertan en positivos.
  4. El bostezo cambia el pH de la sangre, reduciendo los niveles de toxicidad de todo el sistema.
  5. Abre la mente a nuevas experiencias.
  6. El bostezo ayuda a desintoxicar el hígado y a equilibrar la energía del meridiano del hígado.
  7. Te despierta por la mañana. Te calma para que duermas tranquilamente por la noche.
  8. El bostezo estimula la producción de lágrimas refrescantes que bañan de forma natural los ojos cansados y humedecen continuamente los ojos secos.
  9. Relaja la zona del plexo solar y los músculos del vientre que intervienen en la digestión. El bienestar llega a tu diafragma.
  10. El bostezo es contagioso, relaja a un grupo de personas.

En el yoga visual, la provocación del bostezos se realiza abriendo la boca al máximo, como queriendo llevar la mandíbula inferior al máximo abajo y atrás, al tiempo que provocamos una inhalación lenta y como a golpes hacia la campanilla, como queriendo empujar con visualización e intencionalmente y así despertar los plexos nerviosos del plexo solar, cardíaco y garganta. Realizalo varias veces, y no te preocupes si no siempre es efectivo, no pasa nada si esta vez no bostezas, quizás bosteces en el siguiente intento o puede que mañana… A veces los bostezos suceden alternativamente: una larga inhalación prepara para el bostezo que se va a desplegar en la inhalación siguiente, otras veces se encadenan varios bostezos seguidos, hay que dejarse fluir y observar sin preocuparse del resultado y sin forzar.

¿bebes suficiente agua?

No es el cometido de este curso indicarte cuanta agua tienes que beber,  ni de cuando tienes que hacerlo, para eso hay otros profesionales como médicos y nutricionistas.

InShot_20200404_165233904

Pero si que te propongo que durante unos días te hagas consciente de la cantidad de agua que ingieres. Muchas personas piensan que beben una cantidad de agua muy superior a la real ¿Podría ser tu caso?

Yo, por ejemplo estoy utilizando esta botella de cristal, y me ha sorprendido descubrir que hay días en los apenas ingiero una cuarta parte de lo que me gustaría.

A veces, es tan sencillo como eso, basta cambiar un pequeño detalle para poner consciencia en lo que hacemos.

1 comentario en “Otros hábitos para cuidar tu vista”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s